lunes, octubre 09, 2006

Pensamientos del Tao que me gustan.

Sólo enseño tres cosas:
sencillez, paciencia y compasión.
Estos tres son tus mayores tesoros.
Sencillo en pensamiento y obra,
regresas a la fuente del ser.
Paciente con amigos y enemigos,
te armonizas con los modos en que las cosas son.
Compasivo contigo mismo,
reconcilias a todos los seres del mundo.

Por tanto el hombre sabio que mora en el tao
da ejemplo a todos los seres.
Al no desplegarse a sí mismo,
la gente puede apreciar su luz.
Al no tener que probar nada,
la gente puede confiar en sus palabras.
Al no saber quien es,
la gente se reconoce en él.
Al no tener metas en su mente,
triunfa en todo lo que hace.

1 comentario:

arz dijo...

Me gusta en especial, lo de las metas, a veces nos olvidamos de nosotros mismos por estar angustiandonos la vida en algo que puede llegar poco a poco, los seres humanos debemos seguir el ejemplo de la hormiguita, siempre constante en lo que desea.