sábado, octubre 13, 2007

兼听则明,偏信则暗

Uno de mis blogs preferidos es el Tártalo. Hoy toca un tema interesante


http://www.eltartalo.com/blogchina/china-blue


No he visto el documental, pero en el blog explica de que va. Mientras leía el post he recordado mis cuatro años en un taller de costura. Empecé con 14 años siendo la chica para todo. Comprando los hilos, hilvanando, entregando la ropa terminada etc…A cambio aprendía a coser y me daban mil pesetas al mes, que con el tiempo y según fui aprendiendo se convirtieron en cuatro mil. (año 1984).

Eran para ayudar en casa, Mi madre sola y con cinco hijos apenas ganaba para alimentarnos. Mis condiciones por supuesto eran mucho mejor que las de esas niñas, pero yo como ellas, aspiraba a una vida mejor así que me fui con el primer chino que me lo propuso rumbo a Taiwán.

También me ha venido a la mente algo más. He pensado en todos esos chinos que trabajan también muchas horas en talleres clandestinos de Europa, incluido nuestro país, tan desarrollado. No son niños, pero también les explotan, porque no tienen otra manera de ganarse la vida, porque no existen. También mienten y protegen a sus patronos, porque si no fuera por ellos no tendrían de que vivir. Y también tienen plazos de entrega para grandes empresas europeas a las que les da igual cómo o de donde sale el producto con tal de conseguirlo pronto y al menor coste posible. No creo que sea un problema solo de países subdesarrollados, es un problema de todos.

1 comentario:

aguardentero dijo...

acabo de comprarme unas camisas de una de esas marcas muy pijas y que me han salido muy baratas supuestamente por haberlas comprado en el país de origen, pero claro, es solo el país de origen de la marca, porque en realidad son "made in india",

besos sonrisa, me alegro de que no haya parón,