martes, noviembre 01, 2005

Feliz cumpleaños papa.

El sábado fue el cumpleaños de papa. El día 27 de la novena luna. Todos han ido a celebrarlo, sus hijos se han desplazado desde sus ciudades para estar junto a él en su 73 cumpleaños.
Dos días antes Tony me llamó para avisarme.
-es el cumpleaños de papa el sábado, dile a Yutan que se acuerde de llamarle y felicitarle, sabes que a papa le hará mucha ilusión.
El sábado Yutan llamó y como no lo cogía nadie se desentendió.
-Llama otra vez. Le digo.
-Llama tú, no lo cogen. Me contesta.
-Así, que llamo yo. He hablado con todos. Mama sigue como siempre con su pierna mal. Papa con su entusiasmo, ¡¡María, que alegría!! ¿Cuándo vienes a vernos?
Le felicito y le paso el teléfono a Yutan para que hable con él, es con el que más disfruta. Ahora tiene batallitas que contarle, eso de que esté en ejército a ellos les encanta.

Luego vuelvo a ponerme yo para hablar con la hermana de Tony, me cuenta un poco la situación de todos.
-hablamos de que vengan, de ir nosotros, me habla de sus niños y me dice lo contenta que tengo que estar con Yutan, de las ganas que tienen todos de verle y estar con él. Y les digo que intentaremos ir en agosto del año que viene. La última vez que estuve allí fue en 1997.
A mi también me gustaría darme una vuelta por las calles del pueblo y ver como ha cambiado todo. Jugar una partida a las cartas con mama, darme un bailoteo con mis amigas, ir a la escuela del pueblo, ver a Hong Taitai y a Hong xiansheng, beberme una copa con papa y cantar mientras toca el acordeón. Y algo pendiente, plantar un árbol al lado de la casita de papa, quiero que sea allí. El año que viene lo haré.

1 comentario:

Pequeño Salvaje dijo...

Qué próximo resulta todo lo que cuentas. Muy familiar. Muy entrañable...
Yo tampoco he hecho nunca lo del árbol, y la verdad es que me apetece.