viernes, septiembre 21, 2007

Una de piropos.




(imagenes tomadas prestadas de internet.)
Acompañando de intérprete a chinos, me han dicho muchos piropos y contado muchas historias románticas. No es la primera vez que me comparan con alguien con la intención de piropearme. Por veces de encontrar parecidos a mí, Lady Di gana la palma, ya que no solo chinos me han encontrado parecidos con ella. Siempre ha habido alguno que me ha dicho que sonrío como ella o cualquier otra cosa, independientemente de que mi pelo fuera castaño natural o llevándolo rubio como ahora, Sin importar que el color de mis ojos fuera castaño y no azules como los de ella. Algo hacía que me sacaran cierto parecido a ella. Y les hiciera recodarla.

Otra vez se empeñaron en que yo era como la guerrera 穆桂英.

Y ¿qué ha sido esta vez? El que encabezaba la delegación, tenía muy buen humor y le encantaba bromear, sonreír y hacerme reír. A parte de intentar emborracharme, cosa que no consiguió. El último día de estancia aquí, me soltó entre risas que yo era igual que 楊貴妃.
“Gordita, pero muy hermosa”. Y que seguramente en mi juventud pocas mujeres podrían igualarse a mí en hermosura y por eso mi marido (chino) quedó encandilado y no pudo resistirse a pedirme en matrimonio.

Me quedé mirándolo y solo acerté a decir. —¿楊貴妃 era gordita?
—sí, tenía loco al emperador, ¿no lo sabías?
—lo del emperador sí, que era gordita no.

Por supuesto no fui la única piropeada, el hombre como buen adulador tuvo piropos para todas las mujeres que allí nos encontrábamos e incluso para las que estaban en las carteras de sus maridos en fotografía. (la esposa del único caballero español allí presente) invitando a que la llevara a China en su próximo viaje para así poder tener el gusto de conocerla en persona.


NOTA: Para aquellos que nunca hayan oído hablar sobre 楊貴妃, concubina favorita del séptimo emperador de China, (dinastía Tang 玄宗, llamado 唐明皇) pondré un próximo post, (en cuanto encuentre tiempo) contando el romance y trágico desenlace de tan bella dama.

3 comentarios:

^,^ dijo...

Qué bonito...

Sí, es cierto lo que escribes, y también comparto que tienes una sonrisa muy bonita. Cuando mil personas repiten lo mismo, deja de ser un piropo para convertirse en algo completamente verídico :-)

HNH, estoy trabajando en una ciudad del norte de Noruega. Hace muchísimo frío (lógico, por otro lado), pero aprovecho para ahorrar y estudiar todo el chino que puedo en el tiempo que paso en casa.

Besos de Olga

Miroslav Panciutti dijo...

Pues que bien que te piropeen, no? Por cierto, ¿dónde estás? ¿En China o en España haciendo de intérprete de chinos? Espero a leer la historia de 穆桂英. Porque si tecleo esos caracteres en Google, salen muchas páginas, pero todas en chino. Un beso.

hacernohaciendo dijo...

hola miroslav, estoy en España, lo de intérprete, son cosas espóradica. Soy profesora de chino.

la historia que iba a contar era de Yang guifei 楊貴妃, no de Mu guiying 穆桂英, aunque esa también es interesante. Prueba a escribirlo en google en pinyin, seguro que así si encuentras páginas en idiomas occidentales.

un abrazo.