jueves, enero 05, 2006

Sur de China. Verano 2005 Supercenter.

Hemos ido al walmart 沃尔玛, uno de los sitios preferidos para el ocio de la familia urbana.
La competencia de este, es carrefour 家乐福. (literalmente familia alegre y feliz).

Pero yo prefiero el Walmart, porque justo en la entrada del mismo hay un parque para los niños. Así que puedes dejarlos en él y mientras ellos juegan entrar a comprar, o simplemente como hacía yo ir con el niño directamente al parque, pues es donde mas niños y ambiente hay para que jueguen.
Además es uno de los sitios preferidos de Yulong, Mientras el juega entrando en la casita con varios toboganes, la cual está a rebosar de niños. Yo me he sentado en uno de los bancos que hay alrededor. Un niño con gafas de sol se acerca a mí y me habla en francés. Seguramente ha visto que soy más parecida a los de su país.
Su madre se acerca y me dice,
-bonjour!
-bonjour, vous êtes française?, le digo yo.
-Qui, et vous?
-Je suis espagnole. Est-ce que vous parle espagnol? Le pregunto.
Su mirada cambia, creo que no le ha hecho gracia que sea española.
–no, je ne parle pas espagnol, je dois partir, au revoir. Me responde mientras coge al niño de la mano y se larga de allí.
No puedo evitarlo ella a mi también me ha caído mal. Ni una sonrisa y su mirada antipática. Yo que me había alegrado de ver a un extranjero y le había puesto la mejor de mis sonrisas.
De pronto me doy cuenta de que tengo a mi derecha a una chica china, ¿hipnotizada?.
Sus ojos están fijos en mi, observándome con gran atención, cuando la miro me saluda con una sonrisa. -Hola.
Es bonita, con el pelo negro superlargo, estilo pocahontas. Pero la cara atontada que tiene me preocupa, a mi izquierda se sienta una señora mayor. Viene con un niño que se ha puesto a jugar.
-Cuando mi hijo se acerca la señora me pregunta. -¿Es tu hijo? ¿Parece chino?.
-Si, el padre es chino. Le respondo.
-Ah, pues igualito a él, no tiene nada tuyo.
-bueno, así es mas guapo le digo yo.
Empiezan a comentar entre ellos lo bien que hablo su idioma, es algo que siempre ocurre. Allí se asombran de que hablemos chino, mientras en España lo que la gente suele hacer con los chinos de aquí es echarles en cara que no hablen nuestro idioma.
La chica de mi derecha, sigue pasmada y por fin me dice con tono de admiración. –¡¡eres tan bonita!!-
Yo la miro extrañada, ¿eig? ¿Cómo? Pienso para mi.
-Tu piel, tu nariz, tus ojos, nunca había visto a alguien tan guapo tan de cerca, me gustaría tanto tener un físico así. Me dice.
-Bueno, gracias. No sé que decir, menos mal que es una mujer, sino pensaría que se ha enamorado.
Recuerdo que una amiga coreana me preguntó una vez si ellos eran tan exóticos para nosotros, como nosotros lo éramos para ellos.
Mantenemos una conversación, sobre su trabajo, mi país, como es etc…
-Tu marido tiene que ser muy feliz, al tener una esposa como tú. Seguro que cuando vais juntos está super orgulloso de llevarte a su lado.
Sin palabras, mejor me callo. Me limito a sonreír.
Me esta empezando a incomodar tanta atención por su parte, así que decido irme a otro lado. Ella me pregunta si volveré por allí, si podrá volver a verme y me da una tarjeta invitándome a ir a su casa.
Bueno si no te vuelvo a ver te escribiré una carta desde mi país le digo.
-¿de verdad? Si lo haces me harás muy feliz.
-Lo haré, le digo y llamo a Yulong para irnos a coger el autobús que nos llevará a casa.
En casa nadie nos espera, y me gusta que no haya nadie. Vivimos en el piso 16 justo enfrente de la isla de Hongkong, me gusta sentarme en el balcón y mirar el mar y las montañas desde allí.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ah, que pasa, que por ser una mujer no se puede enamorar de ti? Espero que le hayas escrito, seguro que le haría mucha ilusión y además nunca sabemos el papel que pueden tener en nuestro destino las personas que se cruzan en el camino. Baccio.

aguardentero dijo...

buenas noches sonrisa,

no te extrañes, eres muy bonita :-)

me voy a dormir,

feliz noche de reyes,

besos y muchas sonrisas,

Glassy dijo...

Pese a la globalización, la fascinación que ejercemos las razas unas sobre otras persiste :)

A mí me parece bonito (aunque reconozco que también yo me habría sentido incómoda con tanta mirada!). Un beso.

trebol dijo...

que obsesión no?
Es precioso que te digan esas cosas pero hasta el punto de invitarte a su casa??o en china es costumbre invitar a la gente así como así?
Ah!!!bonito panorama....

ladina dijo...

Aquí nadie dejaría a los niños solos en un parque mientras compra, no puedes dejar ni al perro, desaparecería en cosa de minutos.
Qué fuerte, así que eres algo así como un objeto de deseo y admiración, jajajaa.
Un abrazo.

aguardentero dijo...

hola sonrisa:

¿cuando partes? me gustaría despedirme antes, para desearte que el camino esté plagado de bondades y de sonrisas.

muchos besos y más sonrisas (de las ámplias)

Elvira dijo...

Lo que es "distinto" a la vista suele seducir...y tu eres muy guapa!

Que tengas buen viaje...

Besitos

Alicia para ti (Lara Jones) dijo...

No entro en tus blogs tanto como quisiera, pero siempre salgo fascinada; por ti, por tus reflexiones y por tu vida. Me encantaría conocerte en persona. Eres bonita por dentro y por fuera.

Este post me ha gustado especialmente, porque me ha recordado algo que me pasó en 1995, cuando estaba en Tübingen con la Erasmus.

En mi curso de Alemán había gente de todo el mundo, pero hice una amistad especial con una chica coreana llamada Min. Más que hablar, nos comunicábamos con gestos y miradas. Sentíamos una verdadera fascinación, la una por la otra. No era mucho de besar o tocar, como nosotros, ni siquiera con su pequeñita o su marido; pero me daba la mano para pasear por la calle, algo que yo sentía como muy íntimo. Una vez le pedí que me dejara tocar sus párpados; fue toda una experiencia. Me parecía tan hermosa, tan serena...

Perdí su contacto. No he vuelto a verla. Pero nunca la he olvidado.

Besos, hnh... se te quiere y admira